Dependencia Emocional

Dependencia Emocional

 

La Dependencia Emocional se presenta en relaciones familiares, amistad y de pareja. Se caracteriza por provocar inestabilidad, ya que la persona que padece este estado psicológico se somete a la otra persona de una forma enfermiza. Es una vinculación afectiva permanente y excesiva con otra persona, y se asocia con una Baja Autoestima que encubre carencias afectivas.

 

 

La Dependencia Emocional conlleva emociones, pensamientos, motivaciones y comportamientos orientados a la búsqueda de la proximidad del otro para conseguir sentimientos de satisfacción, seguridad y reconocimiento. Así mismo, puede estar acompañada de creencias distorsionadas sobre el amor, las relaciones, la soledad, la separación y sobre uno mismo.

 

Esta condición produce una serie de consecuencias emocionales negativas como:

 

  • Síntomas ansiosos y depresivos
  • Pensamientos obsesivos
  • Alteraciones del sueño
  • Relaciones de pareja desequilibradas
  • Abandono de relaciones sociales y de ocio

 

Síntomas de Dependencia Emocional

 

Esta vinculación afectiva se correlaciona con trastornos de apego. Generalmente la personas que acaban desarrollando Dependencia Emocional establecen vínculos caracterizados por un apego ansioso e inseguro. Esto quiere decir que lo predominante en el vínculo con la otra persona es un miedo persistente a que se acabe.

 

Algunas características de las personas que establecen relaciones de Dependencia Emocional son:

 

  • Baja Autoestima
  • Inseguridad
  • Presencia de miedos irracionales
  • Sentimiento permanente de vacío que trata de compensarse en la relación
  • Presencia de pensamientos obsesivos
  • Desconfianza
  • Alto grado de sufrimiento
  • Alto grado de deseabilidad social o necesidad de agradar y complacer
  • Miedo a la soledad
  • Renuncia a sus necesidades y extrema sumisión

 

Tratamiento 

 

Como en todo proceso de Dependencia el primer paso para el tratamiento consiste en que la persona que lo padece reconozca el problema y de esa forma busque apoyo psicológico con un Terapeuta.

 

Generalmente, el Psicólogo ayudará a ver al paciente la causa de esa Dependencia Emocional que puede ser de varios tipos: Baja Autoestima, miedo a los cambios, necesidad de afecto.

 

El tratamiento, por lo tanto, puede suponer una serie de sesiones a lo largo de un tiempo para que el paciente aprenda a quererse a sí mismo y desarrolle herramientas para evitar la Dependencia Emocional.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. El usuario tiene la posibilidad de configurar sus preferencias AQUI.