Terapia de pareja como alternativa a los conflictos en las relaciones sentimentales

Escrito por: Dra. Alba Marina Delgado Zamora
Publicado: | Actualizado: 26/10/2018
Editado por: Top Doctors®

En las relaciones de pareja existen distintos niveles de conflicto: a veces hay diferencias pasajeras que se arreglan fácilmente, pero a veces es más complicado. Una Terapia de pareja es una manera de abordar los conflictos y aminorar los factores de riesgo en las problemáticas para identificar las variables que confluyen en el problema y su modificación.

 

¿Qué tipos de conflicto hay entre las parejas?

En la actualidad, los conflictos de pareja se han convertido en una de las mayores problemáticas de la sociedad, ya que este conflicto puede afectar al desarrollo, formación y consolidación de la familia.

Hay algunas áreas de conflicto que se presentan más constantemente, como por ejemplo la repartición de las tareas de hogar, que provocan discusiones y situaciones desagradables, pero que generalmente no dan lugar a la ruptura. Existen otras fuentes de conflicto que se basan en aspectos más profundos y son éstos los que sí pueden generar problemas más graves. Los Psicólogos señalan que dentro de los motivos más frecuentes que llevan a una pareja a consultar a terapia se encuentran:

  • Aparición frecuente de problemas de carácter cotidiano que llevan a fuertes conflictos o discusiones diarias.
  • En algunos casos, el motivo de consulta puede ser motivado por problemas sexuales. Son muchas las parejas que conviven con este tipo de problemas desde el inicio de su relación y que esperaban que el paso del tiempo los solucione; pero otras dificultades suelen surgir con el paso del tiempo.
  • Otro motivo por el cual las parejas consultan es por la infidelidad de uno de los miembros. En la mayoría de los casos la pareja desea continuar con su relación, sin embargo, necesita de una guía para afrontar y superar el daño producido.
  • En otros casos, el detonante del conflicto se debe a algún rasgo de personalidad de uno de los miembros, el cual es fuente de conflicto. Ejemplo de esto son los celos excesivos, la dependencia patológica hacia el otro o dificultades para controlar emociones como la ira.

La Terapia de pareja es una forma de abordar los conflictos, aminorando los factores de riesgo de las problemáticas mencionadas anteriormente, ya que permite identificar las variables que confluyen en el problema y su modificación. Comprender las áreas problemáticas en la relación puede enfocar los esfuerzos de la intervención de una forma más eficaz, partiendo de un proceso de evaluación, el cual puede llevarse a cabo con entrevista, observación o la aplicación de instrumentos.

Al abordar inicialmente el problema de pareja en consulta psicológica se realiza una orientación psicoanalítica, la cual hace énfasis en la relación terapeuta–paciente; esta estrategia permite hacer una valoración a nivel individual, de la pareja y del contexto en sí.

Al iniciar la terapia los objetivos globales de la evaluación son:

  • Identificar los problemas por los cuales la pareja ha solicitado ayuda
  • Identificar los factores en la vida de la pareja que influyen en la presentación de los problemas
  • Identificar la existencia de fortalezas en la relación, las cuales pueden usarse para mejorar y ayudar a resolver los problemas.

Éste proceso de evaluación es básico para comprender las variables que participan en el conflicto y con base en esto dirigir la intervención de manera eficaz.

Una vez se han definido con objetividad y claridad los problemas de base y se han reconocido los factores que generan el conflicto, se tiene un punto de partida para iniciar la terapia. Posteriormente, la sesión se enfoca en dar a conocer a cada uno de los miembros de la pareja recursos para solucionar los problemas y dar entrenamiento en habilidades que les permitan resolver conflictos, para así poder observar cambios positivos en el menor tiempo posible.

El tiempo de duración de la consulta psicológica varía de acuerdo a la magnitud del conflicto presentado y de la adherencia de la pareja para asistir de forma individual y conjunta a las sesiones, para así lograr en un menor tiempo la resolución del conflicto.

Cuando la pareja con dificultades tiene hijos, se torna en mayor complejidad: ellos tienen alta probabilidad de presentar dificultades en su socialización, afectividad, emocionalidad, aprendizaje y cogniciones, que se ven reflejados en problemas como la depresión, trastornos alimentarios, bajo rendimiento académico, embarazos tempranos y altos índices de suicidio.

Por Dra. Alba Marina Delgado Zamora
Psicología

La Dra. Alba Marina Delgado Zamora es una destacada Psicóloga con mas de 30 años experiencia en psicología clínica, actualmente ofrece consulta en Vida Centro Profesional, importante institución en Cali.

Es egresada de la Universidad del Valle como Psicóloga; es experta en Problemas Emocionales en niños y adolescentes, Dificultades del Aprendizaje, Terapia de Pareja y Familia, Trastorno de Alimentación, Estado de Ansiedad, Estados de Depresión, entre otros padecimientos.

Gracias a esto la Dra. Delgado Zamora es una renombrada especialista en Psicología en Cali.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies