Fisura anal

Especialidad de Gastroenterología

 

Una fisura anal es un desgarre de la piel externa del ano, que provoca un dolor muy intenso en el ano durante y después de la defecación. Las causas más comunes de la fisura ano-rectal son el estreñimiento y la diarrea, aunque también puede presentarse como consecuencia de infecciones como tuberculosis y sífilis. Su diagnostico se lleva a cabo a través de una inspección anal aplicando, en caso de mucho dolor, anestesia local. Más de la mitad de casos de fisura rectal cicatrizan sin necesidad de tratamiento, simplemente adquiriendo hábitos saludables, como el consumo de fibra. En los casos en los que la lesión no cicatriza por sí sola, se recurre a la cirugía, realizada a través de un diminuto corte en el esfínter anal para permitir su relajación y posterior tratamiento de la fisura. 

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies