Asma

Especialidad de Neumología

El asma (o asma bronquial) es una enfermedad pulmonar producida por la inflamación y estrechamiento de la mucosa de los bronquios, que impide la salida correcta del aire de los pulmones. Se caracteriza por la presencia de tos, silbidos y presión en el pecho, secreciones (flemas), disnea (fatiga y dificultad para respirar), rinitis, estornudos, picor de nariz, etc. Además, el asma se presenta en forma de “ataques” o “crisis asmáticas” y afecta a toda la población en general, pero suele iniciarse en la infancia, etapa en la que la enfermedad es altamente presente como respuesta a determinados estímulos que producen alergia (polen, ácaros de polvo, partículas de la piel de algunas mascotas, aire frío, algunos alimentos o aditivos alimenticios...). Estos agentes también son los desencadenantes del asma ocupacional, propio de algunos oficios o profesiones (panaderos, granjeros, molineros, fabricantes de detergentes, trabajadores de la madera, del plástico, de laboratorios, etc.). El tratamiento más eficaz para esta patología pasa por realizar algunas pruebas diagnósticas (análisis sanguíneo completo, incluida prueba de anticuerpos contra determinadas sustancias, radiografía de tórax, pruebas de la función pulmonar, pruebas alérgicas...) y establecer una terapia farmacológica a base de broncodilatadores para abrir las vías respiratorias.