Hormonas tiroideas

Hormonas tiroideas: ni altas ni bajas

Escrito por: Top Doctors®
Publicado: | Actualizado: 16/07/2018
Editado por: Top Doctors®

Las hormonas tiroideas las produce la glándula tiroides y su función en imprimir la velocidad a la que trabajan todas las células de nuestro cuerpo. Se trata de hormonas del metabolismo, que hay que tenerlas en rango normal, ni altas ni bajas.

 

hormona-tiroideaTener las hormonas tiroideas bajas supone que el corazón va más lento (braquicardia), el intestino trabaja menos (estreñimiento), el metabolismo se ralentiza (se engonda y sube el colesterol), la persona está adormilada, hinchada, y presenta un gran cansancio.

Si por el contrario, se tienen demasiadas hormonas, el paciente estará nervioso, taquicárdico, excitado, con temblor, diarrea, durmiendo poco y adelgazando. Muchas píldoras ‘quema grasas’ que se venden para adelgazar tienen hormonas tiroideas en su composición. Eso es muy peligroso en el sentido que se produce un mayor gasto cardiaco (taquicardia y patologías isquémicas), un mayor consumo de oxígeno a nivel neuronal (psicosis), una mayor actividad digestiva (diarreas) y una remodelación ósea acelerada (osteoporosis).

 

Tipos de trastornos tiroideos

Los trastornos tiroideos son múltiples y variados. El hipertiroidismo por causa autoinmune es muy frecuente y se denomina Enfermedad de Graves Basedow. Hay múltiples tratamientos para controlarlo: los fármacos antitiroideos, el yodo radioactivo y la cirugía de tiroides. El hipotiroidismo de causa inmune se está convirtiendo en una patología muy frecuente y son muchísimas las personas que lo presentan. Pero en estos momentos la medicina da buena respuesta a este trastorno con un fármaco que lleva esa hormona y que se toma fácilmente.

En cualquiera de los trastornos, por exceso o por defecto hormonal, hay que estudiar la glándula tiroides porque pueden existen nódulos, y entonces será preciso analizarlos. Se hace mediante lo que se llama “PAAF” (punción/aspiración/aguja /fina), una técnica incruenta que se realiza en minutos bajo control ecográfico.

Si hay sospecha de que el proceso tiroideo puede ser maligno, se hará una resección de la glándula tiroides, parcial o totalmente. Si el cirujano es experto, hay muy pocos efectos secundarios por esta intervención y puede ser una opción muy válida cuando hay ciertas dudas. El tratamiento posterior es sencillo y no suele acarrear problemas.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies