Fiebre de origen desconocido

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La fiebre de origen desconocido se diagnostica cuando ésta es superior a 38,3º en varias ocasiones durante más de 3 semanas. Supone un reto para el internista y requiere una exploración clínica minuciosa precedida de un interrogatorio completo. En estos casos no se ha logrado ningún diagnóstico después de una semana de estudio en el hospital o de 3 consultas externas. Una fiebre de origen desconocido, significa pues, un auténtico reto para el internista, donde las causas más frecuentes son infecciones, neoplastias (tumores) o enfermedades del colágeno como el lupus, la polimiositis o la vasculitis.

Existe por otro lado aquella fiebre de origen desconocido que dura más de 6 meses. La fiebre de este tipo no suele deberse a una infección, y obedece a enfermedades poco habituales o a causas desconocidas, unas causas que si no encontramos, el pronóstico suele ser favorable. En las que, por el contrario, no encontramos el diagnóstico, podríamos calificarlas de las auténticas fiebres de origen desconocidas.

 

Tratamiento de la fiebre de origen desconocido

Consiste en informar bien al paciente y evitar el tratamiento empírico, es decir, suministrar antibióticos al paciente a pesar de no tener un diagnóstico definitivo. 

Una vez conocido el diagnóstico, el tratamiento es el de la enfermedad responsable de la fiebre.

 

Clases de fiebre según diagnóstico y tratamiento

Además de la fiebre de origen desconocido clásica, existen otros tipos de fiebre como por ejemplo:

En pacientes sin infección en el momento del ingreso, si la fiebre dura 3 días incluyendo 2 más de investigación, el diagnóstico suele ser tromboflebitis séptica, sinusitis, colitis por clostridium difficile o fiebre medicamentosa.

Los pacientes con neutropenia con neutrófilos inferior a 500, el diagnóstico apunta más a una infección perianal, aspergilosis o candidemia.

Por último, otro grupo de pacientes, los que tienen VIH y sufren una fiebre que dura 3 días en paciente hospitalizado o 3 semanas en paciente ambulatorio, el diagnóstico suele ser tuberculosis, linfoma no hodgkin o fiebre medicamentosa.

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies