Extracción de Cordales una forma de mejorar la higiene y prevenir problemas orales

Escrito por: Dr. Mauricio Camacho Bernal
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Cuando se produce la erupción parcial de la muela cordal, se recomienda la extracción, debido a que la semi erupción de la misma puede traer consigo problemas de infección, debido a la acumulación de alimentos y la imposibilidad del paciente para acceder a esta zona y limpiarla adecuadamente.

 

Cirugía de Cordales, molares innecesarios con el paso del tiempo

Es necesario sacar los Cordales, siempre y cuando causen problemas, refiriendo que estos terceros molares eran necesario para nuestros ancestros para la masticación, pero con la aparición del fuego y los alimentos más blandos los maxilares se han reducido de tamaño haciendo que se pierda espacio para más molares como es el caso de las Cordales entonces estos molares no tienen valor estético ni de funcionalidad.

 

Problemas más comunes con los Cordales

Dentro de los tipos de problemas que ocasionan con estas piezas los más frecuentes están los casos donde la mandíbula no cuenta con suficiente espacio para que dicha pieza pueda emerger. También está que cuando se produce la erupción parcial de la muela cordal, se recomienda la extracción, debido a que la semi erupción de la misma puede traer consigo problemas de infección, debido a la acumulación de alimentos y la imposibilidad del paciente para acceder a esta zona y limpiarla adecuadamente.

Otra razón es cuando la muela incluida produce daños a los dientes vecinos como caries o reabsorción, o si el especialista considere necesario extraerla. También se retiran cuando existen patologías que indiquen la necesidad como por ejemplo dolor, procesos infecciosos quistes, etc.

Una de las razones más frecuentes de sacar las Cordales es la mala posición o ángulo del mismo generalmente ocurrido por la falta de espacio. También se presentan dolores de tipo neurálgico causados por terceros molares incluidos, los dolores se irradian hacia la cabeza, cara, oídos, cuello y dientes superiores o inferiores.

 

Pasos a seguir para una extracción de Cordales

Lo primero que se hace es anestesiar las zonas de la boca donde se realiza el procedimiento, existen tres formas de anestesia

  • Local
  • Sedación consiente
  • Anestesia general

La anestesia local se coloca de forma inyectada en la zona del procedimiento, aquí el paciente no siente dolor, pero si siente la manipulación de los tejidos.

Con la sedación consiente, un médico anestesiólogo pasa un medicamento en forma intravenosa y el paciente queda dormido y no recuerda el procedimiento, pero no pierde sus reflejos como el de toser, escupir, etc.

Con la anestesia general se hace de forma intrahospitalaria y sólo en casos especiales, en esta anestesia el paciente pierde todos los reflejos y es necesario monitorizarlo permanentemente

 

Durante la remoción de las cordales el cirujano oral sigue estos pasos:

  • Se realiza una incisión en las encías y se separa del hueso para que el diente quede expuesto
  • Se retira el hueso que está alrededor a la raíz de la muela y la está reteniendo
  • Se segmenta la cordal en partes y así es más fácil extraerla
  • Se retira la muela
  • Se lava el alveolo de la muela extraída para retirar los restos de muela o hueso
  • Se sutura la incisión para mejorar la cicatrización, aunque esto no siempre es necesario
  • Se hace hemostasia con gasa sobre la herida para controlar el sangrado y ayudar a que se forme un coágulo que inicie el proceso de cicatrización

 

Instrucciones del Odontólogo para después del procedimiento

Sangrado: No se debe escupir ni hacer enjuagues las siguientes 48 horas para que no se desplace el coágulo sanguíneo de la cavidad. La gasa con que sale después del procedimiento se debe morder por 20 minutos en el lugar de extracción como le indique el cirujano oral.

 

Medicamentos: Los analgésicos recetados pueden ser especialmente útiles si se ha extraído el hueso durante el procedimiento. Los antibióticos controlan procesos infecciosos previos. Mantener hielo apoyado contra la mandíbula para aliviar el dolor e inflamación

 

Hinchazón y equimosis: Una compresa de hielo las primeras 48 horas ayuda a disminuir la inflamación, luego el paciente puede usar calor húmedo de aquí en adelante para ayudar a la cicatrización y desaparecer moretones. Por lo general, la hinchazón en las mejillas mejora después de dos o tres días. Los moretones pueden demorar varios días más en desaparecer.

 

Incapacidad: Después de la cirugía, se le dará al paciente una incapacidad que según la dificultad del procedimiento será la cantidad de días, pero en general serán tres días de incapacidad total o una semana como mínimo. Se debe evitar las actividades físicas que puedan hacer que el coágulo sanguíneo se desprenda de la cavidad.

 

Alimentos y bebidas: Solo dieta blanda las primeras 48 horas, no picantes ni ácidos. El paciente no debe fumar ni ingerir bebidas alcohólicas, debe tomar bebidas frías y puede comer helado a base de agua porque lácteos no se deben consumir los siguientes 4 días.

 

Higiene: El paciente no debe cepillarse los dientes, enjuagarse con ninguna sustancia o escupir en durante las primeras 48 horas después de la cirugía. Normalmente se le indicará que vuelva a cepillarse los dientes después de las primeras 24 horas. Se debe tener especial cuidado cerca de la herida quirúrgica cuando se cepille, debe enjuagarse suavemente la boca con agua salada tibia cada dos horas y después de las comidas durante una semana.

 

Sutura: Cuando se colocan puntos de sutura algunos se disuelven en unas pocas semanas, incluso se puede no tener ningún punto. Pero lo mejor es asistir a control de retiro de puntos o control posquirúrgico para eso debe solicitar cita previamente

 

¿Qué sucede sino se extraen?

La posibilidad de no sacar las Cordales esta en proporción a la cantidad de espacio que tengan en el maxilar, porque si tienen suficiente espacio las Cordales erupcionarán de forma correcta y no se crearán capuchones de encía que retengan infecciones y habrá espacio para una buena higiene, y al estar alineadas y en posición correcta. no acumularán restos alimenticios que produzcan caries y funcionarán como cualquier otro molar

 

La fuerza que los Cordales ejercen sobre los demás dientes causa que se muevan y se desalineen, esta complicación es la que generalmente daña los tratamientos ortodónticos, Lo anterior sucede cuando los terceros molares no tienen espacio suficiente para su erupción en la boca.

Las Cordales actúan como factor predisponente para que se presenten problemas (dolor y chasquido) en las articulaciones de la mandíbula con el cráneo.

La presión de los terceros molares puede destruir gradualmente la parte posterior del segundo molar o crear retención de alimentos y producir caries.

Una extracción temprana es la mejor alternativa

Las extracciones tempranas (entre los 14 y 17 años) de las Cordales es la mejor alternativa de tratamiento para así evitar en lo posible futuras complicaciones.

La extracción de la muela del juicio casi siempre se realiza como un procedimiento ambulatorio. Esto significa que el paciente vuelve a su casa el mismo día. Generalmente es indicado sacar los cuatro Cordales en la misma sesión porque es mejor una sola incapacidad, una sola toma de medicamentos y una sola incomodidad.

El paciente debe recibir indicaciones del personal de la clínica dental acerca de qué hacer antes de la cirugía y el día de la cirugía programada. Pero estas son las preguntas básicas que debe hacer antes del procedimiento:

  • ¿Necesitaré a algún acompañante para la cirugía?
  • ¿Con cuánto tiempo debe llegar con anticipación a la cita?
  • ¿Puedo comer antes de procedimiento o debo tener ayuno?
  • ¿Puedo tomar los medicamentos que tomó regularmente antes del procedimiento?
  • ¿Debo evitar tomar algún medicamento antes de la cirugía?

 

En estos casos debe llamar al cirujano oral si presenta alguno de los siguientes signos o síntomas, que podrían indicar una infección, lesión a los nervios u otra complicación grave:

  • Dificultad para tragar o respirar
  • Sangrado excesivo
  • Fiebre
  • Dolor intenso que no se alivia con los analgésicos recetados
  • Hinchazón que empeora después de dos o tres días
  • Un sabor desagradable en la boca que no desaparece después de enjuagarte con agua salada
  • Pus o exudado en la cavidad
  • Entumecimiento persistente o pérdida de la sensibilidad
  • Sangre o pus en la secreción nasal

Por Dr. Mauricio Camacho Bernal
Odontología y Ortodoncia

El Dr. Mauricio Camacho Bernal es un destacado especialista en Odontología Oral e Implantología Estética. Actualmente cuenta con un Consultorio Privado en Bogotá.

Es experto en Diseño de Sonrisa, Coronas (sólo de Porcelana), Cordales, Implantes y Prótesis Removibles, entre otros procedimientos.

Gracias a todo lo anterior el Dr. Camacho Bernal es un renombrado especialista en Odontología Oral e Implantología Estética en Bogotá, Colombia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies