Coronavirus (COVID-19) : consulta toda la actualidad en la página web oficial. Saber más Ver artículos relacionados

Dislexia y TDAH: ¿Cómo diferenciarlos?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Aunque suele ser común confundir la Dislexia con el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), son padecimientos distintos. Es muy importante saber diferenciarlos, ya que, aunque son similares, el tratamiento para cada uno es distinto y el paciente siempre debe ser diagnosticado por un especialista.

 

¿Qué es la Dislexia?

La dislexia se describe como un trastorno del desarrollo, provocando dificultades en el proceso de aprendizaje en áreas como la lectura, la escritura o la aritmética.

Su causa principal es de tipo hereditaria, aunque también se asocia a nacimiento prematuro, bajo peso al nacer, a consumo de drogas, alcohol o infecciones durante el embarazo, ya que puede comprometer el desarrollo del cerebro del menor.

Entre los principales síntomas se encuentra la inversión de letras como la B por la D, omisiones, distorsiones, lentitud y dificultades en la comprensión.

Cabe mencionar que la dislexia no tiene cura, sin embargo, el diagnóstico de un especialista y su tratamiento oportuno pueden alcanzar los mejores resultados.

¿Por qué suele confundirse con el TDAH?

Dado que el paciente con dislexia es propenso a desarrollar Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividad, es común que se asocie o que incluso se confunda con este padecimiento.

¿Qué es el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)?

Por su parte, el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) se describe como el trastorno del desarrollo que presenta niveles de falta de atención, sobreactividad, así como impulsividad y se presenta generalmente desde la infancia.

Puede ser de tipo TDA, en el que no se presenta hiperactividad, y el TDAH, en el cual el paciente tiene hiperactividad.

En todos los casos de TDA y TDAH, no se trata de que el paciente se cure, sino de que aprenda a llevar su vida cotidiana con esta condición.

¿Cómo diferenciar?

En ambos casos se presentan dificultades en el aprendizaje y hay coincidencias en los problemas con la lectura.

No obstante, mientras que en la dislexia las dificultades se producen a partir de un problema visual, en el TDAH se trata de un tema de atención y de impulsividad cognitiva.

Por eso, es necesario acudir con un especialista, quien diagnosticará e indicará el tratamiento adecuado para cada caso.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Psicología


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies