Cáncer de cuello de útero, factores de riesgo y cómo se trata

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El cáncer de cérvix, conocido comúnmente como cáncer de cuello de útero, afecta a 7 de cada 100.000 mujeres en los países desarrollados. En los países en vías de desarrollo, la cifra es más elevada. Su causa principal es la infección por el Virus del Papiloma Humano (HPV) que se transmite por vía sexual.

cancer cuello de uteroEl cáncer de cuello de útero se desarrolla muy lentamente. En un primer momento, los tejidos del cérvix sufren varios cambios a nivel celular, llamados displasias o precánceres. Estas lesiones son propensas a diseminarse profundamente en el tejido cervical y transformarse en cáncer. Una vez alcanzados los límites del cérvix, pueden invadir los tejidos colindantes como la vagina, el recto, la vejiga y, finalmente, causar metástasis en otras partes del organismo.

 

Síntomas del cáncer de cuello de útero

Este tipo de cáncer puede no causar síntomas, especialmente en sus estadios iniciales. Cuando aparecen síntomas, éstos son:

  • Dolor o sangrado durante las relaciones sexuales o bien durante una exploración
  • Dolor pélvico
  • Sangrado vaginal
  • Pérdidas o sangrado fuera del período menstrual

 

Factores de riesgo del cáncer de cuello de útero

El principal factor de riesgo para este tipo de cáncer es la infección por el Virus del Papiloma Humano (HPV). De hecho, este virus es la causa de más del 90% de los cánceres de cuello de útero. Otros factores de riesgo son:

  • Edad temprana de la primera relación sexual
  • Número de parejas sexuales
  • Número de embarazos
  • Tabaco
  • Uso de anticonceptivos orales
  • Infección por el VIH

La citología cérvico-vaginal, que es una prueba realizada por especialistas en Ginecología y Obstetricia, permite detectar la infección por el Virus del Papiloma Humano (HPV) y lesiones precancerosas, años antes de que el cáncer de cuello de útero se desarrolle.

 

Tratamiento del cáncer de cuello de útero

Los tratamientos utilizados para el cáncer de cuello de útero son la cirugía y una combinación de radioterapia y quimioterapia. El uso de una técnica u otra depende del estadio de la enfermedad, es decir, del tamaño del tumor, de la profundidad de la invasión y de si el cáncer se ha diseminado a otras partes del organismo. También se han de tener en cuenta la edad de la paciente y su deseo de maternidad.

Hay tres tipos de cáncer de cuello de útero y en cada caso se debe realizar un tipo de tratamiento específico.

  • Carcinoma in situ: En la mayoría de los casos es posible conservar el útero. Las diferentes opciones de tratamiento son: la conización, la radioterapia interna (braquiterapia) y la histerectomía total.
  • Cáncer de cérvix precoz: El principal tratamiento es la histerectomía radical con exéresis del tejido colindante al útero y los ganglios linfáticos pélvicos. Si existen factores de riesgo, como ganglios positivos, es conveniente aplicar quimioterapia asociada a la radioterapia.
  • Cáncer de cérvix avanzado: Si el cáncer de cérvix se ha diseminado más allá del útero, la cirugía no es el tratamiento adecuado. Estos casos han de ser tratados con una combinación de radio y quimioterapia.
 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies