Pies Planos

¿Qué son los Pies Planos?

El Pie Plano es la carencia del nivel de arco habitual en el pie, debido a que los tendones de la zona están flojos. Se trata de una patología frecuente, sobre todo en niños.

Pies Planos

Existen dos tipos:

  • Pie Plano Flexible: uno de los más comunes y es cuando la persona lo apoya en el suelo, pero que al levantarlo el arco se vuelve a formar
  • Pie Plano Rígido: que no presenta arco en ninguna circunstancia

¿Qué síntomas presenta?

En general, los Pies Planos no provocan dolor al caminar ni al hacer algún movimiento. Hasta pasados los dos años no se puede detectar la presencia de alteraciones debido a que hasta entonces el pie del menor cuenta con un tejido adiposo, es decir de grasa, en la planta del pie. Cabe destacar, que, en algunas ocasiones, el dolor por Pie Plano es a causa de una afección en la cual dos o más huesos del pie crecen unidos o se fusionan, la llamada Coalición Tarsiana. En adultos la aparición de pies planos surge después de periodos prolongados sobre utilizando el pie o practicando deporte.

Causas de los Pies Planos o por qué se producen

Las causas de esta afección, que no se detecta hasta los dos años, pueden ser hereditarias o provocadas por el envejecimiento, por lesiones en los tendones o por alguna enfermedad. En el caso de las hereditarias, afecciones como el Neuroma de Morton, el Síndrome de Ehlers-Danlos o de Marfan generan que una persona nazca con pies planos. Es poco frecuente que dos o más huesos del pie crezcan unidos o se fusionen.

¿Se puede prevenir?

De las primeras medidas que se deben tomar es el empleo siempre de un zapato ancho, cómodo y flexible, que esté bien ventilado y tenga buena adherencia al suelo para evitar el desarrollo de Pies Planos. Además, existen ejercicios para optimizar el desarrollo de los pies: caminar de puntillas, andar descalzo por terreno irregular o la playa y agarrar objetos con los dedos de los pies.

Gracias a estos ejercicios se ejercita el pie y los tendones y músculos que lo forman y evitando la aparición de la patología.

¿En qué consiste el tratamiento?

En los casos en los que los Pies Planos provoquen dolor al caminar, se recomienda el uso de Plantillas Ortopédicas, calzado ortopédico o cuñas.

También se deben evitar aquellas actividades o movimientos que provoquen dolor, en caso de padecer otras patologías como Obesidad o Sobrepeso se debe reducir el peso, recurrir a medicamentos como antiinflamatorios no esteroideos para reducir el nivel de dolor y para la inflamación las técnicas son la Fisioterapia o la Terapia de Ultrasonidos.

En los casos más graves de Pie Plano se puede optar por la Cirugía para limpiar y reparar el tendón que produce la carencia de arco en el pie y así fusionar algunas articulaciones del pie hasta conseguir la posición correcta.

¿A qué especialista acudir?

Para tratar el Pie Plano es recomendable asistir a un especialista en Podología u Ortopedista.