Ortodoncia de Autoligado

¿Qué es la Ortodoncia de Autoligado?

 

La Ortodoncia de Autoligado es un sistema de Ortodoncia en el que se utilizan Brackets especiales que no necesitan ligaduras. Esto se debe a que contienen un clip que sujeta el arco con los brackets, por lo que se prescinde de las tradicionales ligaduras que unen los Brackets al arco. De esta manera, se puede transmitir toda la fuerza a los dientes a través del Bracket.

ortodoncia-autoligado

 

¿Cuáles son sus ventajas frente a la Ortodoncia tradicional?

 

El hecho de no contar con ligaduras es lo que más diferencia a este tipo de Ortodoncia respecto a los Brackets tradicionales. Esto cambia por completo la mecánica del sistema de Ortodoncia. Los Brackets tradicionales utilizan elásticos que actúan sujetando al arco y frenándolo. Se podría decir que las ligaduras o elásticos actúan como el freno de mano de un coche, causando fricción y presión, lo que puede ralentizar el tratamiento y hacer que sea más incómodo.

 

Entre las múltiples ventajas se encuentran:

 

  • La Ortodoncia de Autoligado emplea una menor fuerza de ligado, reduciendo la fricción al mínimo, por lo que los dientes se mueven con más rapidez y, en consecuencia, proporcionan a los pacientes un tratamiento rápido y cómodo
  • Las ligaduras de las Brackets tradicionales acumulan placa que puede causar problemas gingivales, situación que no pasa con la Ortodonia de Autoligado
  • Beneficia tanto al ortodoncista como al paciente, gracias a la menor necesidad de aparatos auxiliares o procedimientos invasivos

 

¿Cuál es el procedimiento para colocarlos?

 

Al ser un tipo de Ortodoncia, su colocación requiere seguir los mismos pasos que los de cualquier otra ortodoncia fija:

 

  1. Se toman impresiones al paciente para disponer así de las medidas de su boca. Con ello, se hacen los modelos de escaloya sobre los cuales se colocarán los Brackets
  2. Sobre esto, se realiza una funda que servirá para transferir los Brackets desde los modelos de escayola a la boca del paciente
  3. Se preparan los dientes mediante una limpieza previa y un secado exhaustivo de ellos. Además, se aplica un adhesivo sobre su superficie para conseguir una mayor adhesión. Este adhesivo también se coloca en el Bracket
  4. Mediante la funda de transferencia, se trasladan los brackets a la boca del paciente, donde se polimerizan con una lámpara de luz para fijar los Brackets a los dientes
  5. Se retira la funda y se comprueba que todos los Brackets están colocados en la posición adecuada. Después, se eliminan todos los restos que hayan quedado del procedimiento
  6. Por último, se coloca el arco y los demás elementos que conforman la ortodoncia

 

Los Brackets Autoligados se diseñan para cada diente individualmente porque las prescripciones difieren para los distintos dientes. Además los diseños de las bases de este tipo de Ortodoncia tienen que incluir la adaptación para las diversas configuraciones anatómicas de las superficies dentarias.

 

¿Con qué especialista acudir?

 

Si desea realizarse una Ortodoncia de Autoligado debe acudir con el Odontólogo