Histeroscopia quirúrgica

Especialidad de Ginecología y Obstetricia

La histeroscopia quirúrgica es un procedimiento clínico que consiste en la introducción de un instrumento óptico (un tubo con iluminación conectado a una cámara de vídeo y un monitor de televisión) a través de la vulva y la vagina que permite al especialista médico observar el interior de la cavidad uterina. Al tratarse de un espacio cerrado, es necesario distender la cavidad. Para ello, suele utilizarse una solución salina. Se trata de una técnica mínimamente invasiva para diagnosticar algunas patologías intrauterinas que no han podido determinarse claramente con otras pruebas médicas, como por ejemplo un cáncer o un pólipo. La histeroscopia quirúrgica requiere de anestesia general o local, y la paciente regresa al domicilio el mismo día de la intervención. La técnica no suele presentar complicaciones posteriores.

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies