Carillas Cerámicas

Carillas Cerámicas 

La Estética Dental es una especialidad de la Odontología que busca la armonía de la boca para, básicamente, lograr una sonrisa impecable. Para conseguirlo, la Odontología ofrece tratamientos muy diversos, siendo las Carillas de Cerámica uno de los más demandados.

Las Carillas son unas finas láminas de cerámica o porcelana generalmente, aunque también pueden ser de otros materiales como el Composite, que se adhieren a la parte frontal o cara vestibular de los dientes mediante un cemento o una resina especial.

Imperfecciones que solucionan las Carillas Cerámicas

Podemos emplear las Carillas de Cerámica con varios fines, por ejemplo:

  • Cambio de color de los dientes o alguna mancha dental que no solucionamos con un blanqueamiento
  • Dientes desgastados por hábitos o función
  • Dientes torcidos o con espacios que no se puede, o bien, no se quiere realizar un tratamiento de Ortodoncia

Una de las principales ventajas de las Carillas de Cerámica es que son estables en el tiempo, es decir, que ningún alimento hará que cambien de color o se desgasten y pierdan su forma y textura, además no se modifican con los años.

Procedimiento

Para restaurar la estética de la boca, el Odontólogo realizará un ligero tallado de los dientes con objeto de reducir su superficie y compensar el grosor de las Carillas. Así, los dientes quedarán con un tamaño adecuado y no demasiado grandes.

Se trata de un tratamiento poco invasivo ya que, al ser láminas que se adhieren al esmalte dental, no es necesario modificar excesivamente la forma original del diente al tallarlo. Las Carillas se fijan fuertemente con un potente cemento, por lo que el paciente puede hacer una vida completamente normal y olvidarse de sus Carillas como si se tratase de sus dientes originales.