¿Se pueden prevenir las Hernias Discales? Averigua la respuesta

Escrito por: Dr. Diego Fernando Gómez Amarillo
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Dentro del proceso de envejecimiento es natural que los discos intervertebrales envejezcan, dando paso a la aparición de las hernias discales. No obstante, se puede aprender desde temprana edad a cuidar la columna vertebral y evitar este padecimiento, así como procedimientos quirúrgicos tempranos o una mala calidad de vida a causa del dolor.  

 

¿Qué son los discos intervertebrales y cuál es su función?

Los discos intervertebrales hacen parte de la articulación de la columna vertebral y permiten enlazar y articular los cuerpos vertebrales. Tienen un alto contenido de líquido y funcionan como un amortiguador del peso del cuerpo, el cual es soportado en parte por la columna vertebral. De ellos depende en parte los movimientos de la columna manteniendo así una adecuada alineación.

¿Qué son las Hernias discales y cómo se producen?

Dentro del proceso de envejecimiento, los discos intervertebrales sufren una degeneración y deshidratación. Esto lleva a que el contenido del disco, el cual es pulposo, se salga de su lugar formando lo que conocemos como una hernia discal

El disco intervertebral al tener una función de amortiguación del peso del cuerpo tiene en su interior algo similar a una gelatina que conocemos como el núcleo pulposo. Con el tiempo y sumado a otros factores de riesgo el disco se puede fracturar y esta gelatina salirse de su lugar con el riesgo de comprimir nervios, la médula y otras estructuras. 

Desafortunadamente, dentro del proceso de envejecimiento es natural que los discos intervertebrales envejezcan y aparezcan así las hernias discales. Está determinado que las personas mayores casi en su totalidad van a tener hernias discales.  Sin embargo, hay factores de riesgo que pueden hacer que este proceso se acelere como lo es el sobrepeso, algunos tipos de ejercicio, el sedentarismo y las malas posturas, entre otras.

Es importante mencionar que un adecuado control postural, la realización de ejercicios encaminados al fortalecimiento de la musculatura pueden disminuir el riesgo de padecer esta enfermedad. 

Síntomas

Los síntomas asociados a las hernias pueden ser de dos tipos:

  • El dolor propiamente de la región lumbar. Éste puede aparecer con el movimiento e incrementar con los cambios de posición al igual que cuando se mantiene la misma postura por mucho tiempo. 
  • El dolor producto de la compresión de algún nervio. Este dolor es típicamente descrito como un corrientazo que recorre la extremidad durante algunos movimientos y posiciones, y en etapas avanzadas puede acompañarse de debilidad para caminar o realizar algunas actividades. Es muy poco común, pero es importante mencionarlo, en casos extremos y muy prolongados se puede perder el control de esfínteres. La debilidad de la extremidad o la pérdida del control de esfínteres es una urgencia médica y debe ser valorada lo antes posible por el especialista. 

Se debe tener precaución en pacientes que vienen presentando síntomas por hernias discales, el correcto y oportuno diagnóstico podría prevenir su progresión u otras complicaciones, además de evitar procedimientos quirúrgicos a futuro.

Es importante mencionar que la complicación más temida es la pérdida de la fuerza en la extremidad que desemboca en una discapacidad. 

Diagnóstico y Tratamiento

Para el diagnóstico es indispensable conocer las características del dolor y el tiempo de evolución, entre otros detalles valiosos. Lo anterior permite al especialista sospechar una enfermedad del disco para finalmente confirmarla con una resonancia magnética nuclear de la columna vertebral.

A pesar de ser una enfermedad muy frecuente, en el mundo un muy bajo porcentaje va a requerir procedimientos quirúrgicos. La gran mayoría de hernias discales se manejan muy bien con reposo durante los periodos de dolor, terapia física, rehabilitación, medicación antinflamatoria, seguimiento nutricional entre otras. Lo anterior tiene como objetivo reducir la carga que soporta la columna mejorando la musculatura lumbar, corrigiendo la alineación de la columna y rehabilitando al paciente. 

Los tratamientos invasivos son múltiples dependiendo del tipo de hernia, siendo el más conocido los bloqueos o infiltraciones que pueden ser de muchos tipos dependiendo la necesidad puntual de cada paciente. Es un procedimiento seguro y con muy buenos resultados. Además, es una excelente alternativa en el manejo paliativo de los síntomas. 

¿En qué casos se realiza cirugía?

Con respecto a la cirugía, ésta consiste en retirar el fragmento del disco que comprime los nervios, se le conoce como microdiscectomía lumbar y suele ser un procedimiento muy seguro. Sin duda, es la última alternativa sin embargo es útil en aquellos casos donde todo ha fracasado o el paciente presenta algún tipo de déficit o discapacidad.

¿Se puede prevenir este padecimiento?

La aparición de las hernias discales, de alguna manera, es un proceso natural y hace parte del envejecimiento esperado de la columna vertebral. Sin embargo, aprender desde temprana edad a cuidarla con una adecuada postura, actividad física encaminada en fortalecer la musculatura, evitar actividades que sobrecargan la columna y estar en un peso ideal son algunas de las cosas que se pueden hacer para evitar procedimientos quirúrgicos tempranos o una mala calidad de vida a causa del dolor.  

Por Dr. Diego Fernando Gómez Amarillo
Neurocirugía

 El Dr. Diego Fernando Gómez Amarillo es un destacado Neurocirujano y actualmente ofrece consulta en la Fundación Santa Fe de Bogotá, donde se desempeña tratando las siguientes patologías: Aneurismas, Tumores Cerebrales, Enfermedades de la Columna, Cirugía Transesfenoidal e Hidrocefalia, entre otros procedimientos.

Actualmente es Miembro Activo de la Sociedad Colombiana de Neurocirugía (ACNCx)Además, obtuvo el Mejor Promedio de Residencias Médicas en la Universidad El Bosque y ha realizado una publicación en la revista especializada British Medical Journal (BMJ). Su amplia experiencia le hace pertenecer al Centro experto en el manejo de la Hidrocefalia con Presión Normal, ​el Centro experto del manejo del Canal Lumbar Estrecho y la Asociación Americana de Columna (AOSPINE)

Gracias a esto el Dr. Gómez Amarillo es un notable Neurocirujano en Bogotá y el país, lo cual lo convierte en un Especialista de Alto Nivel. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies