Ortodoncia estética: tipologías y beneficios

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Anteriormente, la ortodoncia parecía ser sólo cosa de niños, hoy en día son cada vez más los pacientes adultos que deciden hacerse un tratamiento de ortodoncia estética. Debido a sus compromisos laborales y personales, los pacientes adultos demandan una aparatología que garantice los mismos resultados finales del tratamiento, pero mediante la utilización de aparatos apenas perceptibles durante el transcurso de éste. 

Al igual que los brackets convencionales, los estéticos son unos aparatos fijos cementados en los dientes para alinear los dientes, mordidas y, en definitiva, mejorar la estética dental. La ortodoncia estética se diferencia de los otros tipos de ortodoncia en que, tal como indica su nombre, es más estética, es decir, es más discreta mientras el diente se va estabilizando. Asimismo, hace referencia a un tipo de tratamiento que utiliza brackets cerámicos y el color es similar al del diente o, incluso, transparente. Por ello, la principal diferencia con los metálicos es puramente estética, pero sí que existe una diferencia en cuanto al coste, ya que resulta un poco más elevado que la ortodoncia convencional. 

 

Tipologías de ortodoncia estética

Dentro de los aparatos de la ortodoncia estética podemos distinguir dos grupos. En el primer grupo tendríamos toda la aparatología fija:
- Brackets estéticos, ya sean de porcelana o zafiro. Se colocan en los dientes anteriores, la zona más visible de la sonrisa.
Brackets linguales, se colocan en la cara interna de los dientes


En el segundo grupo tenemos la aparatología removible:
Ortodoncia invisible, mediante el uso de unos alineadores transparentes removibles se van alineando los dientes. Si bien es cierto que son removibles, para que su uso sea efectivo se tienen que llevar durante todo el día.

 

Beneficios de los brackets estéticos

Los beneficios que aporta la ortodoncia estética es que durante el tratamiento el paciente se siente más cómodo porque no se le ven tanto los aparatos. Por lo que ya no sólo recupera la estética dental, sino que mejora la autoestima del propio paciente. Además, el tiempo del tratamiento es exactamente el mismo que el de la ortodoncia convencional. En el caso de los alineadores invisibles removibles también existe una gran ventaja y es que se pueden quitar puntualmente. En otras palabras, para comer y cepillarse los dientes se pueden quitar con lo que garantizan un mayor confort del paciente durante las comidas y una mejor higiene, entre otras cosas. 

 

Posibles riesgos de estos aparatos

Los riesgos o inconvenientes los veríamos, sobre todo, en los brackets linguales, ya que hay pacientes que no terminan de acostumbrarse a los brackets y les causan muchas molestias en la lengua. También pueden provocar un problema temporal en el habla al principio del tratamiento. En el caso de los alineadores removibles, al poder quitarse, se pueden perder con más facilidad. Al ser removibles, si el paciente no es consciente de que los tiene que llevar puede olvidar ponérselos en alguna ocasión, con lo que el tratamiento no sería efectivo y se podría alargar. 

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies