Mommy Makeover: Todo lo que debes saber sobre este procedimiento

Escrito por: Dr. Rodrigo Soto
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

El Mommy Makeover es un procedimiento quirúrgico integral en el que un Cirujano Plástico normalmente combina tres procedimientos. Es ideal para las mujeres que quieren borrar las huellas que dejaron los embarazos en su cuerpo. Son candidatas, mujeres que fueron madres recientemente o las que ya lo han sido hace varios años.

 

¿Cuál es la finalidad del Mommy Makeover?

El Mommy Makeover se realiza dentro de la Cirugía plástica y la finalidad de este conjunto de procedimientos es:  

  • Recuperar la forma y tersura del busto
  • Un abdomen completamente plano (eliminando también las estrías entre el ombligo y el pubis)
  • Eliminar la grasa sobrante, especialmente en los muslos y el abdomen

Una forma de corregir las marcas dejadas por el embarazo

El embarazo deja huellas en el cuerpo de la madre: los pechos aumentan de tamaño para prepararse para la lactancia, el útero se expande de forma increíble al igual que el abdomen y no son pocas las embarazadas que ganan más peso de la cuenta.

Finalizada la lactancia, los pechos pierden su tersura, se muestran más caídos y “vaciados”, y el útero recupera su volumen normal. Cuando se logra perder los kilos ganados, la piel del vientre ha perdido elasticidad mostrando alguna caída displicente. No obstante, en muchos casos, el peso que se ganó durante el embarazo continúa en su sito.     

Todo esto hace que, tras la maternidad, muchas mujeres se obsesionen con recuperar su imagen e incluso mejorarla: Dietas especiales, mucho ejercicio, gimnasia pasiva, tratamientos cosméticos, etc. Todo vale para lograr el objetivo.

Nada de lo anterior es nocivo para la salud ya que algunas de estas iniciativas aportan claros beneficios, como la alimentación sana y el ejercicio regular. El problema es que el proceso es lento y no siempre da los resultados deseados.

Partes del cuerpo que interviene el Mommy Makeover

Esta técnica incluye 3 procedimientos y cada uno responde a una tarea específica en el cuerpo de la paciente.

El primero de ellos es la Mamoplastíaen la cual se puede levantar el pecho caído tras el embarazo y la lactancia para que recupere su forma original (Pexia Mamaria) o bien optar directamente por un aumento de pecho que rellene el volumen de piel sobrante (Mamoplastia de Aumento).

En algunos casos se realiza la Pexia (levantamiento de los senos) con aumento, o en el caso de las mujeres que aún después de los embarazos tienen demasiado busto, se realiza una reducción de senos.

El segundo es la Abdominoplastía o Lipectomía (también conocido como Tummy Tuck) y tiene como objetivo devolver la firmeza al abdomen, eliminando los pliegues de piel y las bolsas de grasa.

Este procedimiento elimina también las estrías que quedan desde la parte inferior del ombligo hasta el pubis. Incluso se puede aprovechar para quitar la cicatriz originada por una cesárea o cambiándola por una más estética (más pequeña y más fina).

Por último, se encuentra la Liposucción y LipoesculturaCon la primera se extrae la grasa, pero no obtiene ningún efecto sobre la distensión de la piel o de los músculos. De ahí la recomendación de combinarla con una Abdominoplastía, esto con el fin de esculpir cintura y abdomen a conveniencia. Con este procedimiento se eliminan gorditos difíciles propios del embarazo como los de la espalda, pubis y oblicuos (laterales).

Aspectos que se deben tener en cuenta después de la cirugía

Después de la intervención, el ombligo siempre debe estar tapado con una gasa y sobre la cicatriz no se aplica ninguna crema. Sólo se debe proteger con cinta de uso médico.

Las curaciones del ombligo y la cicatriz se realizan por un especialista en su consultorio cuando la paciente asiste a sus masajes post operatorios.

Estos masajes son terapias con utrasonido y masaje manual que sirven para ayudar a la paciente a drenar, desinflamar y reducir el dolor, para así evitar que se forme fibrosis (cicatrización anormal de los tejidos grasos). El dolor de los masajes depende mucho de la tolerancia de la paciente.

Para poder estar pendiente de la evolución del procedimiento, por lo general se necesitan 10 sesiones, y depende de la valoración del médico ya que a veces se require de 2 o 3 sesiones adicionales.

Una excelente opción para la recuperación de la paciente son las fajas, las cuales ayudan a drenar mucho más rápido, y ayudan a desinflamar para pegar la piel y moldear. Los brasieres contribuirán a mantener las prótesis en posición.

La faja se debe usar mínimo por 1 mes las 24 horas, durante el segundo mes 12 horas y al tercer mes ya se puede retirar. No obstante, si a la paciente no le incomoda, entre más tiempo la use notará mejores resultados. Es deseable que sea por 6 meses. 

Tiempo de recuperación y tips

La paciente debe empezar a caminar desde el primer día de la cirugía, pero acompañada. No se recomienda hacer esfuerzos o realizar viajes. Después de 10 días, puede iniciar su vida laboral siempre y cuando no sea de alto esfuerzo físico y debe tener en cuenta que debe tomar lapsos de tiempo para caminar.

A los 20 días ya se encontrará mucho mejor y podrá caminar con una postura derecha. Al mes de cirugía, ya se puede trabajar normalmente y se puede realizar ejercicio, se recomienda iniciar con cardio.

Después de 2 meses se habrá alcanzado una recuperación prácticamente total.

Por Dr. Rodrigo Soto
Cirugía Plástica, estética y reconstructiva

El Dr. Rodrigo Soto es un destacado especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva con amplia experiencia en instituciones médicas como el Instituto de Ortopedia Infantil Roosevelt y actualmente ofrece atención en su consultorio privado. Es egresado como Médico Cirujano de la Universidad de La Sabana (UNISABANA), cuenta con una especialidad en Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva Maxilofacial y de Mano avalada por la Pontificia Universidad Javeriana y realizó un Fellowship Observer de Cirugía de Seno en el Hospital Charing Cross en Londres, Inglaterra. También es especialista en Cirugía de Migraña en el único centro especializado en Colombia.
 
El Doctor es experto en Lipectomía, Mamoplastía, Liposucción, Cirugía de Migraña, Mommy Makeover, Keraderm (Láminas de Piel), Quemaduras, Úlceras y Cultivos de Piel, entre otros procedimientos. Es miembro activo de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva (SCCP) y trabajó para la Fundación Facing The World. Ha Participado en congresos y seminarios en diferentes áreas de la Cirugía Plástica y Reconstructiva a nivel nacional e internacional.
 
Debido a todo lo anterior, el Dr. Soto es un destacado especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora en Bogotá, Colombia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies