Métodos Anticonceptivos Naturales: ¿Realmente funcionan?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Existe una serie de prácticas que ayudan a evitar un embarazo, que con el uso adecuado y con el compromiso de la pareja pueden funcionar. Sin embargo, no son las más recomendables ya que su efectividad es baja y no brindan protección contra Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS)

 

¿Qué son los Anticonceptivos naturales?

Los Métodos Anticonceptivos Conductuales, mayormente conocidos como métodos de planificación natural o métodos anticonceptivos se basan principalmente en la observación de síntomas relacionados a los procesos fisiológicos que producen la ovulación.

Por otra parte, también se puede adaptar los días en que se tienen relaciones sexuales de acuerdo a las fases fértiles o infértiles del periodo menstrual. Todo esto con la finalidad de evitar el embarazo. 

Estas opciones no requieren del uso de medicamentos, colocación de dispositivos, ni algún tipo de intervención quirúrgica. Los métodos principales son:

  • Método Ogino-Knaus o del Calendario
  • Método de Temperatura
  • Método Billings o del Moco Cervical
  • Método MELA o de Lactancia Materna
  • Coito Interrumpido

Ventajas y Desventajas

No comprometen la fertilidad, no es necesario hacer pruebas o análisis, pero sí se requiere del estricto monitoreo de la paciente para tener un buen control. En las mujeres con ciclos menstruales regulares se puede tener un mejor control, ya que en las pacientes irregulares es más complicado determinar una secuencia.

Son realmente económicos y no se presenta ningún tipo de efectos secundarios, por lo que no hay molestias ni complicaciones.  

En las sociedades conservadoras, principalmente con una fuerte carga moral que tiene que ver con la religión, son aceptados. Por lo tanto, es una buena manera de que la pareja pueda tener control sobre el número de hijos que desea tener respetando sus principios morales.

No se recomiendan si no se trata de una pareja estable, ya que es primordial la participación de ambas partes.

Po otra parte, tienen una efectividad muy baja y no pueden proteger de las Enfermedades de Transmisión Sexual. El Método anticonceptivo que siempre se recomienda con mayor medida es el condón, ya que no sólo tiene una efectividad muy alta, sino que además previene el contagio de enfermedades.

¿Realmente funcionan?

Cada uno de estos métodos puede depender mayormente de la responsabilidad ya sea del hombre o de la mujer, pero finalmente el compromiso es como pareja, para no sólo evitar un embarazo sino el contagio de Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

La clave de estos métodos es que se tenga mu presente el día de la ovulación, así como los días fértiles, ya que es cuando hay mayores probabilidades de lograr un embarazo.

Estos métodos pueden resultar fáciles, pero dependen mucho del apoyo de la pareja, ya que se pueden combinar con métodos tradicionales como el preservativo para que se alcance una mayor efectividad.

En general se considera que abarca del 75 al 99%. No obstante, el mal uso o errores humanos hacen que se reduzca drásticamente. Se recomienda que se combinen con otros métodos, o bien, utilizarlo de manera secundaria.

Algunas mujeres aseguran que son métodos efectivos, sin embargo, no son los más eficaces. Cada cuerpo es distinto y funciona diferente, por lo que siempre es mejor acudir con un especialista quien despejará todas las dudas e inquietudes. 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors
Ginecología y Obstetricia