Malformaciones congénitas

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Una malformación es una anomalía de una parte del cuerpo que se produce dentro de los tres primeros meses de gestación. Esta es debida a un desarrollo embrionario anormal, es decir, las estructuras no se han creado correctamente. Por el término congénito entendemos que el paciente nace con la anomalía, y cabe matizar que todas las malformaciones son congénitas.

Las malformaciones que comprometen el esqueleto afectan a 2 de cada 1.000 recién nacidos.

Éstas afectan por igual a las extremidades superiores e inferiores, y existen diversos tipos de malformación. Algunas son muy aparentes pero otras pueden desapercibidas o se diagnostican por casualidad, por ejemplo, en un estudio radiológico realizado por otra causa.

Duplicación de pulgar

Duplicación de pulgar

 

Causas de las malformaciones

El 35% de las malformaciones se producen por una alteración en la circulación de la extremidad mientras se está formando, un 30% se debe a alteraciones genéticas, mientras que desconocemos la causa del 32% de los casos. Una serie de factores pueden favorecer también la aparición de malformaciones, como pueden ser algunos medicamentos, infecciones víricas, rayos X, tabaco, alcohol o algunas drogas.

 

Tratamiento de las malformaciones

Antes y durante el embarazo, una buena prevención siempre es el mejor tratamiento. La toma de suplementos de ácido fólico ayuda a evitar la aparición de la espina bífida en el hijo, un defecto de cierre de la columna. También es beneficioso evitar la exposición a los agentes que puedan producir una malformación y siempre consultar al médico antes de tomar cualquier tipo de medicamento.

Los controles ecográficos durante la gestación son básicos para el diagnóstico prenatal, y pueden establecer un pronóstico de gravedad. Independientemente del diagnóstico prenatal, todo recién nacido debe ser explorado por el pediatra y si se identifica una malformación esquelética, debe ser valorado por el ortopeda pediátrico.

A pesar de todo lo expuesto anteriormente, es digno de matizar que la mayoría de malformaciones esqueléticas tienen poca repercusión estética y funcional, y su tratamiento suele ser sencillo.

 

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies