¿Cómo solucionar la ginecomastia?

Escrito por: Top Doctors®
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La ginecomastia es el aumento patológico en los hombres de una o de las dos mamas, y puede resolverse quirúrgicamente, mediante una liposucción o con una mastectomía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A pesar de que no se acostumbra a vincular el tórax masculino con mamas prominentes, el aumento patológico de éstas en varones es más común de lo que parece. Esta patología, conocida como ginecomastia,  aparece en el 65% de los hombres durante la pubertad y tiende a desaparecer al cabo de un año o dos. En la edad adulta la pueden llegar a presentar hasta el 36% de los varones, y a partir de los 45 años, la incidencia entre la población masculina crece hasta el 57%.

 

Causas de la ginecomastia

Las causas de la aparición de la ginecomastia son muchas y muy diversas. Puede tener un origen familiar, o deberse a enfermedades del hígado o del sistema endocrino, que pueden activar el crecimiento patológico de una o de las dos mamas del varón.

El desarrollo de algunos tumores, como los de pulmón, de testículo o de la glándula suprarrenal, puede estar vinculado con la patología, así como la ingesta de fármacos como la cimetidina (fármaco empleado para la úlcera duodenal o de estómago) y la digoxina (usado en los trastornos cardíacos), entre otros.

Algunas sustancias tóxicas, como los esteroides anabolizantes, la marihuana y la heroína, también han sido vinculadas con la aparición de la ginecomastia, aunque hay algunas veces que la patología aparece sin ninguna causa.

 

Operación para reducir las mamas

El aumento del volumen de las mamas del varón puede ser causado por un exceso de grasa, por lo que la intervención indicada será la liposucción. Esta operación en ambas mamas puede durar una hora, y las cicatrices resultantes se asemejarán a pliegues naturales de la piel y se ubicarán en la mama o en la axila.

En el caso que la ginecomastia se deba a un aumento de volumen de la glándula mamaria, se hará una mastectomía subcutánea. Se extirpará la glándula a través de una incisión en el parte inferior de la areola, operación que puede durar algo más de una hora. En el caso que deba extirparse mucha piel, la cicatriz quedará localizada alrededor de toda la areola.

 Redacción de Topdoctors

Por Redacción de Topdoctors


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies