¿Cómo se producen las cicatrices? Conoce los cuidados para estas lesiones

Escrito por: Dra. Luz Helena Pabón Ospina
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

La cicatrización es un proceso que tiene como fin regenerar el tejido después de una lesión. Para lograr un óptimo cuidado de la piel, es necesario acudir con un dermatólogo, quien evaluará e indicará el tratamiento adecuado para cada caso.

 

¿Qué son las cicatrices?

Las cicatrices forman parte de la respuesta fisiológica a una alteración de la integridad de cualquiera de los tejidos que lo componen.

Por lo tanto, una cicatriz es la respuesta que produce el organismo tras una herida sobre un tejido epitelial, la cual se muestra debido al crecimiento de tejido fibrinoide que reviste y sutura la lesión.

Se trata de un proceso dinámico y reparador que tiene como finalidad la regeneración del epitelio y reemplazo de la dermis. Así se intenta restablecer la capacidad funcional de las estructuras dañadas y recuperar las barreras contra la pérdida de líquidos e infecciones.

La cicatrización de las heridas dependerá de varios aspectos a nivel local y a nivel general, así como de otros factores externos que pueden influir en la calidad de la cicatrización.

¿Cuáles son los tipos de cicatrices más comunes en la dermatología?

Dentro de la dermatología, se tratan los siguientes tipos de cicatrices:

Cicatriz queloide. Estas son las cicatrices más desagradables a la vista, ya que suelen tener un tono rojizo o blanco y es más grande que la lesión en sí misma. Generalmente son producto de una herida profunda o mal cicatrizada tras una infección.

Cicatrices hipertróficas. Esta cicatriz no supera el tamaño de la lesión y a veces puede ser de color rojizo.

Cicatrices atróficas. Son relativamente profundas y en las que se ha perdido parte del tejido. Las más comunes son aquellas causadas por acné, ya que tienen aspecto de hoyo.

Tratamiento

Entre las opciones de tratamiento se encuentra principalmente el Tratamiento con láser y tiene múltiples beneficios, ya que estas técnicas no solo son capaces de reducir las cicatrices, sino que además los tratamientos de láser colorante pulsado son los más indicados para reducir el color rojo de algunos de estos queloides, que son los que hacen que la marca sea mucho más visible.

Este tratamiento, que se utiliza también para otros problemas de la piel como la rosácea, es muy efectivo para darle un tono uniforme a la piel que puede hacer que la cicatriz sea mucho más discreta.

Las sesiones de láser son cortas, no suelen durar más de cinco minutos y el paciente puede hacer su vida diaria. No debe de tomar el sol ni someterse a rayos UVA mientras lleva a cabo este tratamiento y su duración y su coste van a depender de la extensión de la cicatriz, su grado de abultamiento y de rojez y también del tipo de piel que tenga cada persona.

Otras opciones de tratamiento son las Infiltraciones con corticoides, la Presoterapia y para los casos más graves se requiere de Intervención quirúrgica.

¿Cómo se determina el tratamiento adecuado?

Siempre es necesario acudir a consulta con el dermatólogo quien previamente evaluará la lesión y así establecerá cuál es el mejor tratamiento para cada paciente.

Recomendaciones

Los expertos recomiendan principalmente la protección contra los Rayos UV

Para evitar que dañen la herida, se debe usar bloqueador o pantalla solar y tratar de evitar el sol y mantenerse en la sombra.

Otras indicaciones pueden ser los hidratantes y vendajes para mantener humectada la lesión. Además, se puede realizar un masaje suave alrededor de la herida para favorecer la circulación en la zona y así aumentar la velocidad de curación.

Por otro lado, es muy importante mantener el área afectada limpia durante el proceso curativo. Esto ayudará a reducir el riesgo de infección y a quitar cualquier desecho en la herida, ya que puede provocar que la herida no sane adecuadamente.

Se debe lavar el área con jabón suave y agua, no se deben manipular las lesiones y asistir periódicamente al dermatólogo para así lograr un óptimo cuidado de la piel.

Por Dra. Luz Helena Pabón Ospina
Dermatología

La destacada Dermatóloga Luz Helena Pabón Ospina es experta en Toxina Botulínica, Rellenos con Ácido Hialurónico, Cicatrices, Acné, Láser y Manchas en la piel, por mencionar algunos. Cuenta con más de 15 años de experiencia en diversas clínicas de prestigio y actualmente brinda consulta en el Centro Médico Dalí.

Se formó como Médico Cirujano en la Universidad Militar Nueva Granada (UMNG), misma institución donde se especializó en Dermatología. Cuenta con un Diplomado de Gestión en Servicios de Salud impartido por la Universidad de La Sabana (UNISABANA) y realizó un Curso sobre Láser en Dermatología en la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP) y la Sociedad Colombiana de Dermatología Láser (SCDL). Además, ha asistido a diversos congresos, encuentros y cursos de actualización.

Debido a su destacada experiencia la Dra. Pabón Ospina es distinguida como una de las mejores especialistas en Dermatología en Bogotá, Colombia.

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes