Acné: factores de riesgo y evaluación clínica

Escrito por: Dr. Edwin Enrique Vega Munive
Publicado:
Editado por: Top Doctors®

Al abordar un paciente con Acné es importante analizar sus factores de riesgo y consignarlos rigurosamente en la historia clínica: edad, hábitos de higiene, alimentación, antecedentes familiares y factores hormonales.

 

El Acné no sólo afecta la piel

El Acné es una enfermedad inflamatoria crónica multifactorial de los folículos pilosebáceos de la piel la cual se ve como una elevación circunscrita de la piel que rodea al poro y que por lo general contiene pus, que ataca principalmente a adolescentes con prevalencia entre el 80% y 90% y en adultos jóvenes, constituyéndose, así como uno de los principales motivos de consultas con dermatólogos. Además, es una enfermedad que presenta implicaciones tanto para la salud física como psicológica o social, presentando en algunos pacientes baja autoestima, alteraciones conductuales y estigmatización.

Revisión de los factores de riesgo e historia clínica

Al abordar un paciente con Acné es importante analizar sus factores de riesgo y consignarlos rigurosamente en la historia clínica: edad, hábitos de higiene, alimentación, antecedentes familiares, factores hormonales (adrenarquia, menstruación). Evaluar una curva de tolerancia a la glucosa y una insulinemia para determinar si hay resistencia a la insulina en los casos de pacientes con Acné moderado o leve o acné persistente en la edad adulta. En el caso de la mujer adulta (mayor de 25 años) hacer un examen de estudios hormonal para descartar el síndrome de ovario poliquístico o síndrome hiperandrogénico en el que los ovarios producen en exceso de hormonas masculinas o andrógenos, dicho análisis hormonal se hace con la toma una muestra de sangre en el tercer o cuarto día de la menstruación.

 

 

Manifestación clínica y clasificación del Acné

Las lesiones clínicas de Acné son divididas en: no inflamatorias (comedones cerrados y abiertos) e inflamatorias (pápulas, pústulas, lesiones císticas y nódulos). No hay consenso en cuanto a un sistema de graduación de Acné, aunque podemos clasificar en:

1. Acné comedodiano o no inflamatoria: las lesiones predominantes son comedones que pueden ser abiertos o cerrados, generalmente ambos están presentes.

2. Acné papulopustular: predominan lesiones inflamatorias, papulopustulosa, con comedones, y graduada en leve, moderada, o grave.

3. Acné noduloquistico: presencia de nódulos y lesiones quísticas, además de comedones, pápulas e pústulas. Se divide en moderada y grave.

4. Acné conglobata: constituye una forma grave de acné en que, el cuadro anterior, se le asocian nódulos purulentos, numerosos y grandes, formando abscesos y fistulad que drenan pus.

 El Acné fulminante es clasificado diferente: se trata de una forma rara la cual es asociada al Acné noduloquistica o conglobata; surge súbitamente y puede haber fiebre, leucocitosis, poliartralgia y compromiso del estado general. Las lesiones pueden evolucionar en necrosis y dejar cicatrices permanentes. El tratamiento es sistémico, hecho con antibióticos, corticosteroides e isotretinoina.

Tipos de tratamientos para el Acné

En el consenso sobre manejo de acné “Global Alliance” de 2003, revisado en 2009, hay evidencia creciente de la combinación de un retinoide con un agente antimicrobiano como terapia de primera línea para la mayoría de los pacientes con Acné, reacciona en 3 de los 4 factores fisiopatológicos de Acné (hiperqueratinización, y la diferenciación folicular anormal, colonización e inflamación).

El Tratamiento tópico consiste en agentes de limpieza que remueven el exceso de cebo de la piel. En el mercado hay una variedad de jabones, lociones, soluciones en gel a base de ácido salicílico y azufre. La higiene no debe ser exagerada, pues puede provocar efecto rebote de la secreción de cebo, además de la irritación de la piel.

Los Retinoides presentan múltiples funciones en el tratamiento de Acné:

1. Inhibición de la formación y reducción del número de microcomedones (lesión precursora).

2. Reducción de comedones maduros.

3. Reducción de lesiones inflamatorias.

4. Normalización de la descamación epitelio folicular.

5. Algunos retinoides tiene acción- anti-inflamatoria.

6. Potencializan la penetración de otras medicaciones.

7. Mantienen la remisión del Acné ya que inhiben la formación microcomedones, por tanto, evita la aparición de nuevas lesiones. Los retinoides deberían ser incluidos en el abordaje de la mayoría de los pacientes de Acné sea como monoterapia o en asociación.

El Peróxido de Benzoilo es un agente antimicrobiano tópico con acción antibacteriana más potente que muchos antibióticos. Algunos días después de su uso, hay reducción de Acné en 90% y de ácidos grasos libres en 40%. Los especialistas demostraron la acción del peróxido de benzoilo contra cepas sensibles y resistente al Acné. Este agente reduce la resistencia bacteriana y el número de bacterias resistente en el área de aplicación.

 

Por Dr. Edwin Enrique Vega Munive
Dermatología

El Dr. Edwin Enrique Vega Munive cuenta con más de 10 años de experiencia siendo un destacado especialista en Dermatología en diversas instituciones de prestigio como el Centro Profesional Sexta Avenida, sitio donde actualmente brinda consulta. Se formó como Médico en la Universidad del Norte y posteriormente realizó la especialidad en Dermatología en la Universidad Federal de Bahía en Brasil.

Es experto en Cirugía Dermatológica, Reserción de tumores de piel y rejuvenecimiento facial, por destacar algunos. Además, ha realizado diversos cursos de actualización tanto en Colombia como en Brasil en temas como Cirugía, Cosmiatria y Laser, Tumores cutáneos malignos, Dermatosis infecciosas, por mencionar algunos.

Gracias a esto el Dr. Vega Munive es reconocido como uno de los mejores especialistas en Dermatología en Cali. 

Ver perfil

Valoración general de sus pacientes


Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso. Continuar Política de cookies