Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.ContinuarPolitica de cookies

 

Vivir sin miedo: el trastorno de ansiedad

La Ansiedad es una condición humana normal que puede volverse patológica. Caracterizada esencialmente por ser un trastorno enfermizo, generalizado y persistente, el paciente presenta un miedo exagerado y anormal así como sentimientos de terror y pánico.

No existe una causa específica pero muchas veces habría que descartar la asociación de estos síntomas a un consumo de sustancias, una enfermedad física, problemas familiares, socio-laborales o rupturas sentimentales pero generalmente el trastorno de ansiedad suele presentarse sin que nada lo determine.

Cualquiera puede sufrir un trastorno de ansiedad, sin embargo, existen algunas estimaciones sobre susceptibilidades como las mujeres que tienen más probabilidades de ser afectadas por este trastorno que los hombres, los jóvenes y personas con algunas enfermedades mentales, neurológicas y crónicas.

Los síntomas  de ansiedad más sobresalientes son muy cambiantes, pero lo más frecuente son quejas de sentirse constantemente nervioso, miedo a perder el control, inquietud, aprehensión o anticipación con desasosiegos acerca de desgracias venideras, con temblores, tensión muscular, fatiga, irritabilidad, sudoración, mareos, náuseas, palpitaciones, vértigos y molestias epigástricas. A menudo se ponen de manifiesto preocupaciones y presentimientos muy diversos.

Tratamiento y prevención

La Ansiedad se puede afrontar mediante un tratamiento psicológico o psicoterapéutico y en ocasiones también requiriendo  la utilización de determinados psicofármacos, sobre todo los denominados ansiolíticos, destinados a disminuir o eliminar los síntomas de la Ansiedad. A veces se puede realizar la combinación de ambos tratamientos.

Para evitar sufrir de Ansiedad se recomienda tener una dieta sana, disminuir el exceso de consumo de sustancias alcohólicas, ejercicio físico regular y moderado, evitar ambientes estresantes, usar técnicas de relajación, respirar mejor (respiración diafragmática), reírse de sí mismo, aceptar las equivocaciones, disfrutar los logros obtenidos, mantener buenas relaciones humanas y vivir el presente.

 

Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor

Artículos relacionados

PIDE TU CITA YA ONLINE

  • Todos los EPS y empresas prepagadas
Posibilidad de financiación