Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al seguir navegando acepta su uso.ContinuarPolitica de cookies

 

Asma: enfermedad de origen multifactorial

El asma es una enfermedad inflamatoria de las vías aéreas que presenta obstrucción subsecuente de forma intermitente y variable en el curso de varios días.

Dr. Alberto de Zubiría Salgado

Actualmente existen diversos fenotipos de asma porque es una enfermedad respiratoria heterogénea, es decir, existen diferentes formas de asma. La más predominantemente es la alérgica, cuya base es totalmente genética. Entre las causas encontramos: ácaros del polvo, esferas de hongos, desechos de animales, pelo de gato y perro, por lo tanto es necesario acudir a un experto en alergología para poder determinar el origen del padecimiento y tratarlo de manera integral.

Otros fenotipos del asma son disparados por virus generalmente respiratorios los cuales agravan la enfermedad. Algunos fenotipos (feriotipos) son empeorados por el uso y abuso de analgésicos.

El asma se manifiesta por la presencia de dos o más de los siguientes síntomas: tos prolongadamente seca, crisis en accesos (sensación de estrechez), episodios de asfixia.

Tratamiento para el asma

El tratamiento estándar se puede aplicar en cinco casos diferentes, según la gravedad del caso, pero también de acuerdo a los fenotipos, el tratamiento muchas veces tiene que ser también individualizado según la respuesta a ciertos medicamentos, entonces hay asmas que responden mejor a inhaladores o a bloqueadores de algunas sustancias, otros responden a medidas ambientales, algunos responden mejor a vacunas antialérgicas y en ocasiones a la combinación de todas las formas de lucha.

El paciente asmático por el fenómeno inflamatorio bronquial es sensible a los cambios bruscos de temperatura, al ejercicio, la risa o el estrés, esto se conoce como hiperreactividad bronquial, esto se define como la inflamación a nivel bronquial por el acumulamiento de células del sistema inmune el cual produce una obstrucción dentro de las vías aéreas bronquiales y es lo que puede llevar a una crisis muy grave de asma pudiendo terminar en tratamientos muy fuertes o incluso la muerte.

Es necesario el uso de tapabocas en épocas donde hay epidemia de virus respiratorios y evitar las sustancias que puedan producir alergia, reducir la exposición a los ácaros y si el paciente ya ha sido demostrado que es sensible al pelo de animales, es necesario eliminar la exposición al pelo.

Hay dos grandes grupos de terapia, la medicación aliviadera que elimina al instante los síntomas necesarios para recuperar temporalmente la función pulmonar. Por su lado la medicación controladora requiere que el paciente sea apegado al tratamiento y tenga un seguimiento profesional para definir si se requiere algún ajuste hacia arriba o debajo de la dosis, lo cual es fundamental para evitar y prevenir una recaída.

Causas de que el tratamiento no responda

La principal causa de que no responda el tratamiento es porque el 70% de los pacientes no saben utilizar los inhaladores, la segunda causa es que el paciente no tenga una buena adherencia al tratamiento, es decir, apenas está un poco mejor, empieza a suspender por libre decisión el uso de los medicamentos y al cabo de unas semanas, recaen. La tercera causa es que no haya control de otros síntomas como la rinitis, la sinusitis o el reflujo. Hay pacientes que no responden a inhaladores pero si responden a inhibidores de leutoprienos y viceversa o que requieren terapias moleculares muy avanzadas. Finalmente la inmunoterapia puede producir un cambio gigante en los pacientes alérgicos a la terapia de vacunas.

Fuente: artículo realizado en base a la experiencia y trayectoria profesional del doctor

Artículos relacionados

PIDE TU CITA YA ONLINE

  • Todos los EPS y empresas prepagadas
Posibilidad de financiación